sábado, 16 de mayo de 2009

DERECHO PENAL MILITAR: Delitos de Funciòn

DELITO DE FUNCION.
Por Hugo Muller - Abogado
Trujillo - PERU
El Articulo III del TITULO PRELIMINAR de la Ley Nº 29182, se refiere al DELITO DE FUNCION y dice que “Los delitos de función, de naturaleza y carácter militar policial son tipificados en el Código de Justicia Militar Policial y son imputables, solo y únicamente, a militares y policías en situación de actividad.
Al respecto, el jurista Felipe VILLAVICENCIO TERREROS, considera que el Art. 7º del Código de Justicia Militar Policial, busca definir un poco lo que es el delito de función, dice que las disposiciones de este código se aplican a los miembros de las Fuerzas Armadas y Policía Nacional autores y/o partícipes de los tipos penales militares policial o de función militar policial, de acuerdo con los siguientes criterios. Primero, que se trate de conductas que afecten a las Fuerzas Armadas o a la Policía Nacional, relacionados con los fines constitucionales que cumplen dichas instituciones siendo este sujeto material de tutela penal militar policial. El título preliminar de este código en el artículo 5 señala la pena precisa la lesión o puesta en peligro de bienes jurídicos vinculados con los fines de las Fuerzas Armadas y Policía Nacional previstos en la Constitución y en la ley, por lo tanto, una interpretación de los dos artículos llevaría a la conclusión de que estamos hablando de bienes jurídicos de las Fuerzas Armadas o la Policía Nacional, que afecten a bienes jurídicos que correspondan a ese ámbito de discusión.
Segundo, que el sujeto activo sea un militar o policía, miembro de la Fuerza Armada o la Policía Nacional que ha realizado la conducta cuando se encontraba en situación de actividad. Tercero, que la conducta punible se perpetre en acto de servicio o con ocasión de él. Finalmente, cuarto, que la edad del sujeto activo sea superior a los 18 años. En términos bastante resumidos se puede decir que este artículo adopta las posiciones de manera imperfecta, pero adopta las posiciones que corresponden a la sentencia del Tribunal Constitucional referida también a las caacteristicas del delito de función.
Por su otro lado, el Tribunal Constitucional (TC), al declarar la inconstitucionalidad de determinados artículos del Código de Justicia Militar Policial (CJMP), aprobado por Decreto Legislativo N.° 961, por estimar, entre otras consideraciones, que éstos vulneraban el artículo 173° de la Constitución, que establece que mediante el Código de Justicia Militar sólo se pueden conocer los delitos de función cometidos por los miembros de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional, estableció las características que deben contener los denominados delitos de función. Así lo señaló en la sentencia que declara fundada en parte la demanda de inconstitucionalidad (Exp. 00012-2006-PI/TC) formulada por el Colegio de Abogados de Lima.
El TC, teniendo en cuenta la jurisprudencia que ha venido expidiendo sobre esta materia, precisa que un delito de función es aquel que debe reunir 3 características: 1) que el sujeto activo debe ser un militar en actividad; 2) que el delito debe haberse cometido en acto de servicio o con ocasión de él; y 3) principalmente, que se afecten bienes jurídicos propios y particulares de las Fuerzas Armadas.
Puntualiza el TC, que en el caso de las Fuerzas Armadas, los bienes jurídicos propios y particulares de las Fuerzas Armadas son aquellos bienes jurídicos que sirven para la defensa militar del Estado Constitucional, comprendiéndose dentro de estos a la disciplina o el orden militar, necesarios para la defensa nacional, pero no, bienes jurídicos como la vida o la integridad física, entre otros, que son bienes comunes y por lo tanto susceptibles de ser protegidos por la legislación común.
http://www.tc.gob.pe/notas_prensa/nota_06_116.html
En la sentencia recaída en el expediente
N° 0017-2003-AI/TC formulada por la Defensoría del Pueblo, el TC señala en uno de sus fundamentos que la primera parte del artículo 173° de la Constitución delimita materialmente el ámbito de actuación competencial de la jurisdicción militar, al establecer que, en su seno, sólo han de ventilarse los delitos de función en los que incurren los miembros de la Fuerzas Armadas y de Policía Nacional.
El TC precisa que al haberse delimitado que el ámbito competencial de la jurisdicción militar es específicamente la comisión de un delito de función, la Norma Suprema también ha proscrito que en esa delimitación de competencia un elemento decisivo pueda estar constituido por el lugar en que se cometa el delito. Por ende, no basta que el delito se cometa en acto de servicio, o con ocasión de él o en lugar militar: es menester que afecte por su índole a los bienes jurídicos de las fuerzas armadas como tales.
En ese sentido, la Constitución excluye e impide que dicho ámbito de competencia se determine a partir de la mera condición de militar o policía. Siendo así, la justicia castrense, no constituye un fuero "personal", sino un fuero privativo competente para conocer las infracciones cometidas por estos sobre bienes jurídicos de las FF.AA. y PNP. En ese orden de ideas, no todo ilícito penal cometido por un militar o policía debe o puede ser juzgado en el seno de la justicia militar, ya que si el ilícito es de naturaleza común, su juzgamiento corresponderá al Poder Judicial, con independencia de la condición de militar que pueda tener el sujeto activo.
Del mismo modo, la Constitución prohíbe, por ejemplo, que civiles que eventualmente puedan ocasionar agravios sobre bienes jurídicos de las instituciones castrenses o de la Policía Nacional puedan ser sometidos a los tribunales militares. El TC ya se pronunció en la sentencia Nº 0010-2001-AI/TC respecto a que los civiles no pueden ser sometidos al fuero militar, así éstos hayan cometido los delitos de traición a la patria o terrorismo.
El Articulo III de la Ley Nº 29182 establece que “Los delitos de función, de naturaleza y carácter militar policial son tipificados en el Código de Justicia Militar Policial y son imputables, solo y únicamente, a militares y policías en situación de actividad.
Al respecto, Sobre la base de una definición de esta naturaleza, la Corte Suprema emite una sentencia vinculante, que es una sentencia a mi juicio muy importante, corresponde al caso Pomatanta Ambarrán, la Corte Suprema ya dándole una lectura más penal al tema, empieza a esbozar las dimensiones o las características de lo que es el delito de función, me refiero a la ejecutoria suprema vinculante publicada el 23 de noviembre del 2004 de la Sala Penal Permanente de la Corte Suprema. Este pronunciamiento define al delito de función siguiendo algunos lineamientos para identificar lo que es el tipo penal militar, primera cuestión: a) que se trate de bienes jurídicos que afectan bienes jurídicos de las Fuerzas Armadas o de la Policía Nacional, dice se trata del objeto material, b) que el sujeto activo sea un militar que realice la conducta cuando se encontraba en situación de actividad, círculo de autores, afírmese el círculo de autores, y c) que como circunstancia externa del hecho que define la situación en la acción típica debe tener lugar, esta se perpetre en acto de servicio.
VILLAVICENCIO TERREROS, Felipe. El Delito de Función. Gaceta del Tribunal Constitucional. N.º 2, abril-junio 2006
http://gaceta.tc.gob.pe/img_upload/18abfa4cb269c78ca321c53e573f1346/Felipe_Villavicencio.pdf

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada